fbpx

Almeida y Villacís aseguran que pondrán en marcha medidas “más ambiciosas”
El Ayuntamiento de Madrid asegura que se toma muy en serio la carta de la Comisión Europea al Gobierno de España en la que avisa de que no está cumpliendo con los límites de calidad de aire en ciudades como Madrid y Barcelona. El alcalde, José Luis Martínez Almeida, y la vicealcaldesa, Begoña Villacís, han asegurado que están “preocuados”, pero han atribuido el incumplimiento al “modelo fracasado” del anterior equipo de Gobierno y han asegurado que pondrán en marcha medidas “más ambiciosas”.

Que las medidas del equipo de Carmena no fueron eficaces contra la contaminación “no lo dice este equipo de gobierno, lo dice el comisario europeo de Medio Ambiente”, ha declarado el alcalde en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno. “La carta que nos envía el comisario europeo acredita lo que este equipo de gobierno ha dicho desde el primer momento: las medidas que adaptaron no fueron suficientes ni tuvieron la relevancia” necesaria contra la contaminación.

“No había que ceñirse a Madrid Central, todo Madrid es central”, ha añadido Almeida, que ha recordado que por el área de bajas emisiones solo circula el 1,5% del tráfico. El problema, ha continuado, no es el distrito Centro. La contaminación “tenemos que resolverla en el perímetro de M-30”, ha dicho.

“Madrid Central es un tema más mediático que real”, ha señalado Villacís, que como el alcalde, ha incidido en que “la mayor parte de los madrileños no viven en Madrid Central” y en que también tienen “derecho a la salud”.

España se arriesga a una multa si no reconduce la mala calidad del aire a los límites europeos, con los que debe cumplir en 2020.

El Ayuntamiento enviará a la Comisión un plan con un “enfoque global que no va a actuar únicamente en medidas disuasorias”. Almeida ha recordado algunas de las que viene esbozando en las últimas semanas, como subvenciones para cambiar la flota de vehículos de la ciudad por otros menos contaminantes, igual que las calderas de gasoil y carbón, además de la construcción de aparcamientos disuasorios y la instalación de puntos de recarga para coches eléctricos.

Villacís ha incidido en que, pese a que Madrid Central entró en vigor a finales de 2018, “el gobierno de Ahora Madrid empezó tres años antes”. “Después de tres años de políticas los resultados son esta carta que nos saca los colores”, ha declarado la vicealcaldesa. “O las políticas no son las correctas o no estaban bien dirigidos”.

Tomado de: elpais.com