fbpx

Durante el sexto mes del año el Índice de Precios al Consumidor (IPC) o inflación fue 0,27 %, cifra mayor a la estimación de los 40 analistas que respondieron la Encuesta Mensual de Expectativas Económicas, elaborada por el Banco de la República, que apostaban por un 0,21 %.

Según las cifras reveladas anoche por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), el indicador estuvo presionado al alza por los grupos de gasto asociados a alimentos y bebidas no alcohólicas (0,85 %), recreación (0,53 %), y transporte (0,45 %).

Y es que en junio los mayores incrementos de precio se registraron en productos de la canasta familiar como tomate de árbol (10,20 %), zanahoria (8,28 %) y tomate (7,84 %). Mientras que las mayores disminuciones de precio las tuvieron concentrados para preparar refrescos (-2,84 %), moras (-2,18 %), y quesos y productos afines (-1,82 %).

En contraste, las menores variaciones de la inflación en junio se observaron en los rubros de información y comunicaciones (-0,12 %) en lo que pudo haber contribuido las sanciones impuestas por Estados Unidos a Huawei, educación (0,0 %), y servicios públicos (0,08 %).

Con el dato del mes pasado, el indicador de la variación del costo de vida en el primer semestre de este año llegó a 2,71 %, cifra mayor al 2,47 % observado en los seis primeros meses del año pasado.

Sobre el índice de inflación anualizado, el reporte del Dane señaló que este fue de 3,43 % (entre julio de 2018 y junio de 2019), nivel también superior al 3,20 % del mismo periodo anterior (julio de 2017 y junio de 2018).

En ese contexto, el IPC para los doce últimos meses se mantuvo en el rango meta fijado por el Emisor entre 2 % y 4 % (ver Paréntesis).

¿Y el cierre vial?

Sobre los indicadores publicados por el Dane, el director de la entidad Juan Daniel Oviedo desestimó un efecto de presión inflacionaria por los problemas en la carretera que comunica a Bogotá con Villavicencio.

De hecho, el índice de inflación en la capital de la república fue 0,23 %, menor al promedio nacional, resultado explicado en parte por el mayor gasto en el rubro de transporte intermunicipal (que incorpora parte del cierre vial), pero que el funcionario atribuyó a la mayor demanda que tuvo la recreación, pues junio fue un mes de puentes.

Contrario a lo ocurrido en Bogotá, Villavicencio observó una variación de 0,70 % (la tercera más alta después de Riohacha y Tunja) desempeño que se atribuyó al aumento en las tarifas del servicio de acueducto que fijó el nuevo operador de esa ciudad.

Oviedo también atribuyó que la presión del IPC en la capital del Meta pudo estar influenciado por los precios de la papa y el tomate cuyo abastecimiento, en esa ciudad, depende de los proveedores ubicados en el centro del país.

Adicionalmente, el mayor valor de los combustibles en los primeros días del cierre vial podrían haber incidido en el indicador de inflación en junio para Villavicencio.

A su turno, los menores índices del IPC en junio de este año se apreciaron en Santa Marta que tuvo un índice negativo de 0,75 %, seguida de Cartagena con 0,08 % y Valledupar con 0,10 %. Para Medellín, la inflación en junio fue de un 0,32 %, cinco puntos por encina del promedio nacional, indicó el Dane.

Tomado de: CESLA