fbpx

Con el proyecto que estará listo en diciembre, se espera mejorar la confiabilidad en el servicio de energía eléctrica en el departamento.

Son 100 millones de dólares los que se invierte en el proyecto de Refuerzo Eléctrico de La Guajira que busca mejorar la confiabilidad del Sistema de Transmisión Regional y que fue adjudicada al consorcio Elecnorte, por parte de la Unidad de Planeación Minero Energética (UPME) del ministerio de Minas y Energía.

El proyecto contempla una línea eléctrica adicional desde el corregimiento de Cuestecitas en el municipio de Albania hasta Riohacha y una más, para cerrar el anillo eléctrico entre la capital guajira y el municipio de Maicao.

Según el director del proyecto Ramón Antolinez, se busca tener un sistema robusto que aumente la calidad del servicio y mejore las condiciones de voltaje. “Esto quiere decir que vamos a disminuir el número de salidas del servicio y minimizar el daño de equipos eléctricos, electrodomésticos y comerciales”.

Los trabajos fueron adjudicados a Elecnorte, consorcio conformado por las empresas Morelco S.A.S, Consultores Unidos S.A., DV Ingeniería y Enterprise Management Services S.A.S., en septiembre de 2016 a través de una convoctoria de UPME.

El director indica que en febrero de 2018 se terminó la etapa de protocolización de compromisos dentro del marco de la consulta previa, ejercicio realizado en las comunidades de la Sierra Nevada de Santa Marta, koguis, arhuacos, wiwas y kankuamos, además de las comunidades wayuu y algunos consejos comunitarios afrodescendientes. En total fueron 154 comunidades étnicas que fueron consultadas.

Agregó que en diciembre de 2018 se le otorgó la licencia ambiental, en febrero de 2019 inició construcción y se espera entregar la obra antes del 31 de diciembre de este año.

“Si bien el beneficio del proyecto se localiza en los municipios de Maicao y Riohacha, el impacto positivo llega a toda la región. La mejora en el servicio impactará positivamente la calidad de vida de 50 mil familias directamente y de manera indirecta a todo el departamento, es decir más de 200 mil familias”, aseguró.

Actualmente el sistema que opera se compone de una sola línea de 110 mil voltios, que va de la subestación Cuestecita hasta Riohacha y otra única línea que va desde la subestación Cuestecita hasta Maicao. Esto quiere decir, que al depender de una sola línea, si esta llega a fallar queda sin servicio un área muy grande de la región.

El componente ambiental

La licencia ambiental de este proyecto fue otorgada por Corpoguajira en diciembre de 2018 y para evitar las afectaciones concretas, la empresa Elecnorte afirmó que se diseñó el trazado de la línea, de tal manera que se evitara afectar los cuerpos de agua, los distritos de manejo integrados y las áreas protegidas.

“En muchos casos, se hicieron torres de transmisión mucho más altas de las habituales para minimizar la afectación forestal que hubiese podido surgir y la línea va a contar con más de 10,000 desviadores de vuelo, para evitar afectaciones a las aves migratorias de la región”, especificó el director Ramón Antolinez.

Tomado de: www.elheraldo.co