Ojo por ojo, consejos para prevenir problemas de la vista

on Jueves, 12 Octubre 2017. Posted in Salud y Belleza

Ojo por ojo, consejos para prevenir problemas de la vista

Se conmemora cada segundo jueves de octubre y tiene como objetivo prevenir problemas de visión. A través del Día Mundial de la Visión una serie de instituciones coordinadas por el Organismo Internacional para la Prevención de la Ceguera (IAPB) promueven el diagnóstico preventivo porque, aunque parezcan de menor relevancia, hay algunas enfermedades que, con el tiempo, pueden conducir a la ceguera.

Es que en el mundo 285 millones de personas tienen algún tipo de discapacidad visual que "incluye a aquellos que padecen una reducción de su capacidad visual y que no se puede corregir aunque se utilicen anteojos o lentes de contacto, lo que les impide realizar ciertas actividades de la vida cotidiana", asegura el Dr. Pablo Wainberg, médico oftalmólogo, Jefe de Servicio de oftalmología de Swiss Medical. De ellas, 30 millones padecen ceguera. La mayoría de los casos que terminarían en la pérdida visual se podrían prevenir con una detección precoz y un adecuado tratamiento. Por ejemplo, el glaucoma, las cataratas, la retinopatía diabética, la ceguera infantil y los defectos refractivos, pueden convertirse en ceguera total sin la atención y el tratamiento adecuado. Por eso es fundamental realizar controles oftalmológicos anuales para poder detectar los eventuales problemas a tiempo. Te contamos cuáles son algunas formas de cuidar tus ojos y los de tu familia.

-Protección solar. El uso de anteojos de sol es sumamente importante para poder proteger nuestra vista. Y resulta necesario que sea desde la infancia para evitar lesiones por la acumulación de la exposición solar. Con la llegada de las temperaturas más cálidas, es habitual pasar gran parte del tiempo al aire libre, lo que incrementa el riesgo de determinadas afecciones oculares como la fotoconjuntivitis, la catarata precoz, las retinopatías y la degeneración macular, entre otras. Eso sí, tenés que elegir los que tengan etiqueta de protección UV 100% y que bloqueen los rayos UV-A y UV-B. No sirve comprar los que venden en la calle a precios más accesibles porque puede ser peor el problema que la solución. Los lentes de sol deben estar debidamente homologados; los que venden en la calle suelen ser falsificaciones que carecen de los filtros necesarios para retener la radiación ultravioleta. Si habitualmente se usan lentes por tener problemas de vista, deberán adquirirse gafas de sol graduadas. La protección de los ojos se puede completar con el uso de gorra o sombrero. Además, si tus chicos va a la pileta pueden usar antiparras para prevenir el contagio de conjuntivitis, ya que evita el contacto con agentes irritantes (cloro) y contaminantes (virus y bacterias).


-Alimentación equilibrada. Los alimentos ricos en vitaminas C y E (cítricos, frutillas y almedras y semillas de girasol), el zinc (ajo y lentejas), luteína (hojas verdes como las espinacas, el brócoli, los espárragos, la acelga) y ácidos grasos Omega 3 (salmón, la sardina, el atún y la trucha) son ideales para mantener la salud visual. Estos nutrientes ayudan a prevenir la degeneración macular relacionada con la edad, las cataratas y el ojo seco.


-Cuidado diario e higiene. Es recomendable lavar las pestañas y los ojos con agua corriente al menos una vez por día. Nuestro organismo posee mecanismos naturales para proteger los ojos de las agresiones externas, como las lágrimas, los párpados o las pestañas, pero es necesario cuidarlas.


-Reducir el estrés y la fatiga ocular. Adultos y chicos estamos cada vez más tiempo frente a la televisión o a la computadora. Pero hay que recordar que es necesario descansar la vista cada 20 minutos. Dormir 8 horas diarias y cerrar los ojos relajando los párpados, también ayudan a combatir la fatiga.

-Control en todas las edades. En muchas etapas de la vida un examen ocular es tan sencillo como importante. Ciertas enfermedades oculares infecciosas, congénitas y hereditarias pueden manifestarse al nacer. Los niños deben realizarse exámenes visuales y de salud ocular apropiados para su edad durante la infancia ya que pueden detectarse diferentes problemas oculares durante cada visita. El objetivo es identificar y tratar la discapacidad visual prevenible en la edad más temprana posible. En el adulto joven, la tasa de desarrollo de enfermedades oculares significativas es baja, pero aumenta de manera constante después de los 40.

Tomado de OHLALÁ

Twitter

Facebook